Últimos temas
CRÉDITOS
Skin Kingdom of Arlandria de thecaptainknowsbest en Savage Themes
Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores.

El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Lun Nov 06 2017, 18:26

LA PIEDRA DE LICAÓN
El roció del dorado.
Segunda Parte.




Las pisadas se escuchaban por doquier, una vez más, en el frondoso bosque de hojas verdes primaverales. Las ramas de los arboles emitían el sonido característico de la madera al ser golpeada, resquebrajada y alongada. Una multitud de hojas secas en el suelo emitía su crujir al ser molestas por los rápidos pasos de sombras oscuras que se movían por lo largo y ancho del lugar. La luz del celeste astro que se inmiscuía entre las ramas del copioso follaje de árboles de dejaba entre ver en la oscuridad de la noche los rostros de cientos de soldados vestidos con armaduras negras y ataviados con armas marciales que iban desde espadas dobles, mandobles, bastones, escudos y espadas, hasta lanzas y grilletes seguidos por cruentas cadenas de espinas, hachas, bumerangs filosos y retorcidos, samuráis y mazos. Los soldados miraban a todos lados, como si buscaran a alguien.

Hasta que sus narices comenzaron a emitir el vapor que su respiración les permitía. Uno de ellos observó al cielo y veía como el manto majestuoso de estrellas celestes era cubierto por una soberbia capa de nubes grises, densas y terribles en destellos metálicos por rayos y truenos. La luz de la luna se opacó tragándose a la noche en un horrible manto de oscuridad y tinieblas. Se quedaron tan quietos en sus escondites improvisados con un temor tan grande como el que les infundía su General y jefe inmediato. Una entidad de la que se hablaba era seguidor del mismo dios del inframundo. Una estrella terrestre al servicio de Hades que había sembrado el terror en aquella región, en dónde eran arrasados pueblos enteros en una sola noche y raptadas hermosas mujeres y niños de sus dormitorios para ser encontrados muertos al día siguiente, siendo mutilados o violados hasta la muerte por extraños experimentos.


Última edición por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:52, editado 1 vez


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 16:58

Pronto las pupilas de los soldados de Hades se amoldaron a la poca luz que les ofrecía el ambiente, solo para ver como finos copos de nieve matemáticamente perfectos caían en sus mantos cubriéndoles con una fina escarcha que empezó a arreciar con violencia y densidad, dejando en menos de segundos todo lo observado cubierto en el color blanco que estas traían consigo. El sudor se les congelaba a lo temblantes y titiritantes guerreros hasta que se les secaba en la piel como si algo les arrancara la humedad.

De pronto el crujir del cristal se extendía por todos lados. La nieve ya había formado una capa que arropaba el suelo del bosque por completo y los frondosos árboles cambiaron el verdor de sus hojas por el blanquecino manto mortuorio de la nieve. Para ese entonces partes de los cuerpos de los soldados comenzaron a congelarse a tal punto que perdían el tono muscular de las extremidades de su cuerpos y caían cuales frutas maduras de los árboles para terminar siendo consumidos por el hielo al ser petrificados vivos dentro de cristales filosos y estridentes.

La nieve arropaba sus rostros de espanto y horror, mientras aun sus pupilas se movían a través del cristal hasta el punto de colocarse blancas. Solo les esperaba la muerte. Sumado a esto, la penumbra cubría el suelo del bosque como sábanas blancas buscando tapar a los cadáveres y moribundos soldados de Hades. Hasta que el silencio de lo lóbrego se vio interrumpido por los pasos de un encapuchado cubierto de mantas blancas que caminaba por el suelo del bosque sin hundirse en la nieve. Unos botines de oro que poseían grabaciones de un arte griego, mantenía adornos parecidos a las olas que producían el agua en la tormenta y la belleza de un dios.


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 18:16


Este hombre, emitía un aura semejante a llamas doradas que sobresalía de su mismísimo cuerpo. Un aura bruñida como las botas de su armadura de oro, que se extendían por encima de su cabeza. Un santo de Athena. Se acercó a uno de los soldados que aun miraba al recién llegado a través del hielo que le contenía, reconociéndole al instante. Una apretada mueca de seriedad y entrecejo fruncido se veía bajo el embozo del dorado. Pero lo más desconcertante eran sus ojos ambarinos. Acto seguido este santo dorado levanto su botín dirigiendo su tacón al desdichado soldado de Hades y la estrelló con violencia en el rostro de quien le veía en su ataúd de hielo amorfo. El hielo explotó en miles de pedazos, el santo destripo con fuerza moviendo su pie, macerando el sólido hasta llegar al suelo.

Siguió caminando y al salir al claro del boque observó a lo lejos aquel castillo que hacía dos años atrás había visitado, un castillo al horizonte, las nubes y la ventisca fría que el santo arrastraba con su cosmos no habían llegado aún hasta aquel paisaje. La infraestructura de arquitectura muy antigua se mantenía inexorable, era oscura por el musgo de sus paredes y estaba erguido en una ladera, un despeñadero que sobresalía en la multiforme forma de aquel paisaje de árboles que empezaban a blanquearse por la nieve. El santo ya había estado en este lugar, pero había dejado algo pendiente en dicho lugar y se daría una segunda oportunidad para intentarlo. Sin más decidió encaminarse hasta este misterioso destino.

Pero había una barrera invisible de energía que le impedía seguir en su andar. Aunque no fue molestia alguna, la barrera había caído ante el congelamiento del cero absoluto. El domo que protegía al castillo negro al resquebrajarse parecía en su descenso, otorgando una lluvia de colores al trasfigurar las ondas de la tenue luz del ambiente en los diferentes tonos del arcoíris en sus cristales. El Santo caminó una vez más por la nieve, esta vez llena de fragmentos de hielo que caían como meteoritos de varios tamaños a lado y lado del campo. Sin embargo si alguno intentaba tocarle se destruía al hacer contacto con el aura cósmica del embozado dorado.


Última edición por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:53, editado 1 vez


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 18:23

Hasta que de inmediato el campo blanco perdió su coloración, desde el interior de la tierra en un abrir y cerrar de ojos un creciente número de soldados de Hades aparecían de la nada. Emergían como seres perversos de la tumba, con máscaras, antifaces, cascos y armas negras como la maliciosa mirada que poseían. Algunos poseían miradas lascivas o de odio, algunos babeaban otros siseaban cual psicópatas. El santo estaba rodeado de una centena de ellos. Todo pronóstico es nulo para un solo hombre contra varios.

Pero aquel ser oculto bajo la manta blanca y de dorada armadura lo ordinario no hace parte de su vida. Sonrió de medio lado al ver tantos enemigos, para un solo guerrero. Sólo supo que debía responder. Y la reacción fue mucho más alarmante para los presentes de lo que hubieran podido imaginar. Uno de los tres soldados de Hades que tenía al frente le atacó con una lanza. El caballero tomó del arma esquivándole de inmediato con su mano derecha, lo trabó contra el estómago de su enemigo y transmitió un toque frio a través del arma dejándole al instante congelado por completo, y lo empujó hacia delante en el momento del impacto; simultáneamente otros que tocaron a la víctima también quedaron congelados en el acto. Posteriormente impulsó su pie derecho hacia arriba mientras saltaba al aire, dando con fuerza en la multitud de restos mortales congelados. Lo que ocasiono un destruir por fragmentos de todos aquellos cuerpos.

Luego tomó a otro que embestía contra el con cadenas de púas, las cuales esquivó para luego tomarle por la garganta y congelarle en el acto. Mientras sostenía al desdichado soldado congelado con una sola mano, giró sobre sí, su pie derecho para pegarle a otro soldado como un ariete, que se estrelló a nivel en el riñón derecho, para dejarle congelado por aquel toque del dorado. Y lanzando a los enemigos solidificados hacia delante en el momento del impacto; simultáneamente otros que tocaron a las víctimas también quedaron congelados en el acto.


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:12

Una lanza viajaba para impactarle entre los ojos al caballero, el santo se agachó, llevando su mano hacia arriba para sujetar aquella arma y tomar a la vez el antebrazo de otro desdichado que le atacaba con una garras metálicas como arma, dándole un tirón hacia abajo, levantándolo luego, empujando el brazo de su víctima hacia arriba, retorciéndolo hasta su punto máximo, tirando otra vez hasta que, finalmente se escuchó el tronar del hueso fracturado. Lanzó la lanza y esta atravesó a varios que quedaban congelados con el toque del arma. El amigo del hueso fracturado quedo pulverizado con el puño gélido del dorado en el pecho.

Un soldado logró colocarle las espadas en el cuello desde atrás. El Santo lanzó su puño izquierdo contra la zona pélvica del atacante; luego se agachó hacia delante, tomando el codo que aprisionaba su garganta. Se inclinó hacia su izquierda; su asaltante fue levantado del suelo, sus piernas dieron vueltas en el aire mientras era arrojado sobre otros que al instante quedaron congelados con el toque gélido del santo.

Pronto todo el campo de batalla estaba cubierto, de cuerpos congelados y con rostros de dolor bajo la capa fina que conservaba el hielo denso, que los mantenía aprisionados cual sarcófago de cristal conservando el dolor justo al momento de ser vencidos. Sin más el santo sin una gota de cansancio atravesó la gran puerta del castillo con la expectativa de encontrar aquella criatura que dejo abandonada en dicho lo lugar.

La puerta ante la entidad dorada iluminaba vagamente una inmensa puerta que se abrió de par en par ante su presencia. Grandes cuadros de personajes que no reconocía estaban colgados por doquier, algunos era viejos barbudos con armadura de guerra de épocas añejas. Otras obras parecían retratar a jóvenes de vestidos y peinados ostentosos junto con algunas mascotas de alto pedigrí, muchas veces mostraban un cruel efecto de rostros cadavéricos, de carne purulenta que las dotaban de un efecto mórbido de luz que por momentos parecían sacar a los pintados del recuadro de mármol.


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:25


Las paredes aunque llenas de informes telarañas y moho, estaban tapizadas en un hermoso acabado de purpura y flores azules. Un gran comedor que se extendida por todo lo largo de aquella sala, los muebles estaban cubiertos de sabanas amarillentas y candelabros a modo de adornos, con sillas de acabados de madera impresionantes y geométricamente difíciles de imaginar. En la parte de arriba había lámparas de inmensas proporciones que evocaban épocas de mejores tiempos. Floreros sin flores en las esquinas de la sala yacían enrumbados en rincones de oscuridad, quizás las plantas en el ya marchitas desde hace mucho, hoy solo eran polvo en el fondo de aquellos jarrones. El caballero pasando el pórtico de la puerta que se abrió, sintió de inmediato que algo anormal rompía con el velo de la realidad.

Un fuerte y tempestuoso viento desde atrás de él se cerró la gran puerta de golpe, el estruendo del estacazo de aquella madera de contextura gruesa extendió el sonido de su eco por toda la estancia removiendo algunos roedores en techo y espantando algunos chirridos de murciélagos en aquellas partes donde no llegaba la luz de grandes ventanales en los que se difuminaba la luminaria de la tenue luna que se escondía de manera parcial tras nubes negras y tormentosas. El Santo miró hacia atrás tratando de ver que fuerzas habían procedido a cerrar la puerta la cual miró con detenimiento y fue allí donde descubrió al detalles en aquella madera, animales de distintas especies que pretendían subir a los cielos que contenía un sol rodeados de pequeños ángeles con apariencia de niños rollizos cubriendo su desnudes entre nubes.

Fue así como camino hacia el otro lado de la sala. Un enorme cuadro, un retrato de grandes proporciones mostraban a un joven hombre con atuendos militares montado en un caballo blanco parado en sus patas traseras y a su lado un enorme perro, el cual parecía un inmenso lobo de fauces encrespadas y acerradas. El hombre sostenía un enorme mandoble en su mano derecha mientras la apuntaba al cielo, la punta de aquella arma iluminaba su punta, pues el sol le daba directamente a aquella parte.


Última edición por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:36, editado 1 vez


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Nov 12 2017, 21:31

En el cuadro el lobo era negro, azabache como el carbón y la oscuridad de la misma noche, sus ojos miraban directamente al observador, rojos y excelsos. Hasta que lo escuchó. Un gutural y tenue respirar. El santo pensó que estaba solo. Pero algo respiraba bajo de aquella mesa. ¿Cómo se le pudo pasar por alto aquello? El sonido de filosas garras roían el mármol del suelo. Posteriormente un rugido surgió de la nada, dando la noción de aquello pudiese pertenecer a una enorme bestia. Su mirada de inmediato surco la sala para observar de bajo de aquella mesa una sombra negra, una masa informe que parecía un enorme abismo que quería tragarle.

Entonces unas inmensas garras atraviesan el mantel desde debajo de aquella mesa, emergen cual ballena del mar al saltar. Rasgan la tela fina, astillan la madera y levantan los trozos al aire, mientras que aquella mano surge junto con una inmensa bestia descomunal que destroza y hace añicos lo que fue un hermoso comedor. Las sillas son repelidas contra las paredes del recinto quedando reducida a escombros y astillas. Los pedazos de aquel mueble caían de igual forma contra las paredes y ventanales por los cuales se colaba la luz tenue

El santo sonreía de medio lado contemplando a la inmensa masa de pelaje negro que le miraba entre músculos y garras del tamaño de cuchillos, ojos rojos enardecidos con impulsivo odio y un respirar que se veía como las olas del material que expelían las fosas nasales del animal recorrían la distancia entre el caballero y el cómo ondas en el agua debido a la baja temperatura del ambiente. Entonces los ojos ambarinos del caballero brillaron y el embozo de su manto blanco se echó hacia atrás permitiendo mostrar los cabellos castaño oscuros y su tiara dorada que asemejaba a las orejas de la dríadas y ninfas del agua. Con aquel animal no se hablaba. Pues él no era bueno convenciendo a otros con palabras, pues desconocía si era elocuente o no. Lo que si sabía era que este era su segundo encuentro, un ajuste de cuentas. Sin más la bestia se empujó hacia delante con las garras distendidas.

CONTINUARA...

________________________________
Acumuladas para revision: 65


El poder no reside en la clase de armadura que te cubre, sino en que tanto hagas encender tu cosmos.
Saint de Oro de Sagitario

290

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El roció del dorado - La piedra de Licaón (Part II) - Fics solitario.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.