Últimos temas
» RULETA DIARIA
Ayer a las 14:43 por Rol Master

» Peticiones Kanjee
Lun Oct 16 2017, 19:23 por Kanjee

» Kanjee vs X Pelea en el volcan
Lun Oct 09 2017, 20:36 por X

» La flecha que atraviesa las galaxias Geminis Vs Sagitario
Dom Oct 01 2017, 22:12 por X

» El jardín de mariposas ¡Hay que encontrar a la Diosa Athena!
Mar Sep 19 2017, 22:36 por Sekiam Hero

» RULETA DEL OLIMPO
Lun Sep 18 2017, 00:27 por Rol Master

» Lanzamientos del Argumento Principal
Sáb Sep 16 2017, 18:42 por Rol Master

CRÉDITOS
Skin Kingdom of Arlandria de thecaptainknowsbest en Savage Themes
Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores.

La torre en la niebla - Fics solitario.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Abr 30 2017, 18:41

En algún lugar de un extenso desiertos africano, entre un mar de nieblas, entre dunas, se desdibujan una sombra que caminaba cansando con la cabeza gacha. Era una figura de un hombre. Su silueta era espectro dolido en la extensa multitud de arenales. La bruma le rodeaba como una madre rodea con su abrazo a sus hijos al amamantarlos. Aquel ser estaba ataviado con mantas y harapos para las tormentas de areniscas y el sol en las horas infernales de la mañana y la tarde. Traía la cabeza descubierta, esbelto, de musculatura marcada y de tez blanca, era castaño de cabellos, despeinado y de un brillante color marino en unos ojos tristes y apagados. Sus cejas pobladas siempre se mantenían fruncidas.

Cargaba a cuestas una inmensa caja, pero esta, estaba cubierta por las mismas mantas con que se cubría. Pronto de la niebla surgiría la luna llena, en lo alto de un cielo despejado y en el horizonte una ciudad blanca que sobresalía a la vista del viajero. Sus edificios eran altos pero entre ellos, una alta torre se elevaba hasta las nubes. Aquello era extraño, porque millas atrás no había ciudad o pueblo alguno. Al fin podría comer algo y beber. No recordaba verla en el mapa que traía, quizás se había perdido. Pero no había carreteras, ni carros dirigiéndose hacia ella, solo un extraño camellón sin pavimentar. Al estar más cerca, se dio cuenta que aquellos edificios no tenían una arquitectura propiamente vista de esta época. Parecía un inmenso castillo, rodeado de muros, pero un castillo sería una diminuta cosa ante el tamaño de aquello.

Pronto sus pies sintieron el crujir del pasto y escuchaba a lo lejos el sonido del agua rebotar con la orilla. Había llegado al mar, pero entre el camino y la ciudad había un gran desfiladero quedaba a rocosas emanaciones de piedra cubiertas de la espuma de olas rompientes. Un puente de piedra blanca unía a la ciudad con el camino. No había de otra, tenía que descansar. Aquella ciudad parecía una inmensa araña en el camino y la niebla era la tela.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Abr 30 2017, 18:56

Una manada de caballos le sorprendió al estar más cerca de aquella ciudad, corrían libres, pero lo más extraño es que tenían riendas y sillas sin que nadie les montara. Iban demasiado lejos para alcanzar alguno para sus servicios, hasta que observó lo que al parecer eran autos semienterrados en la arena y el suelo, cubiertos de musgo y cruelmente destruidos por el óxido del mar. Pronto observó que las luces en la ciudad blanca, eran mínimas y no parecían ser eléctricas. Aunque lo que mayormente preocupaba al viajero era el saber por qué la niebla cubría en partes aquella acrópolis, pensó que quizás los caballos eran más sabios que él al alejarse de aquella ciudad.

Al pasar por el puente, la muralla y el atrio de la misma observó que esta no era una ciudad fantasma. Había hombres dentro, yendo y viniendo como en cualquier otra ciudad del mundo. Pero no había mujeres entre aquellos hombres, ni mercaderes, eran guerreros, soldados armados con espadas, y escudos, hablaban en susurros y no parecían prestar atención al recién llegado, y sus acciones marcan sus blandas palabras; pues aunque hablan incluso pelean. Todos parecen hacerlo sin corazón tan lentamente como un sueño.

Momentos después, una cabeza se vuelve al recién llegado, una segunda, luego una tercera, una cuarta, hasta que todos los guerreros observaban el paso del extranjero. Meliodas de Sagitario, el castaño recién llegado, apretó los tirantes de la caja que traía a sus espaldas y así caminaba hasta llegar al fin, ante la torre central de la ciudad.

Como una brillante lanza la torre se alzaba apuntando al corazón de la fría y pálida luna. Una luna que en su cenit observaba a Meliodas sin dar gran importancia al hecho. Hasta que el sonido de un gong dorado es golpeado y en un resonante ruido llena de ecos las oscuras calles. Un fuerte bárbaro con un martillo golpea nuevamente el gong y otra vez. Y entonces, desde los corredores sin luz, en la base de la torre y con un paso que el oído no capta se aproxima una mujer, cuyos cabellos son dorados como el gong y su piel brilla pálida cuando la luna la baña.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Dom Abr 30 2017, 19:29

Aquella mujer vestía un fino vestido rojo translúcido que dejaba ver un poco sus encantos, y estaba adornada con joyas de oro y rubíes, a Meliodas le recordó a todas la mujeres que él conocía o soñó, hecha carne, y su corazón deseaba acercarse a esos ojos hechiceros, a esa boca deseable, desea hablar maldiciendo por no ser un poeta. Cuando de pronto un frotar de enormes alas sobre él, y una sombra que cae, le imprime la última gota de fatalidad a aquella escena, un grotesco murciélago gigantesco semi antropomórfico, una bestia de garras como espadas y colmillos y dientes como navajas a modo de sierra gritaba, chillaba y aullaba.

La pesadilla alada aterriza junto a la mujer, la cual da un solo grito de terror cayendo al suelo. Meliodas miró a todos lados, esperaba que los guerreros a su derredor la salvasen junto con él, pero ninguno movía un solo dedo para hacerlo. Meliodas aún cansado y con sed comienza a correr, a subir por las escaleras hasta la entrada de la torre donde se encontraba la mujer y el demonio. Pero la cosa alada coge a la joven antes de que Meliodas llegue a lo alto.

— ¡Ayúdenme por favor! —Gritaba la dama—. ¡Por los dioses ayúdenme!

Meliodas aunque rápido y el peso a sus espaldas, no pudo llegar a tiempo. Esta noche sus rápidos pasos son inútiles cuando el monstruo salta al aire con la chica en brazos y alcanza las ventanas altas de la elevada torre, como si el esfuerzo no fuera nada para él. La joven deja de gritar, Meliodas espera que se haya desmayado.

—Aunque ese demonio sea más de que un mortal puede vencer ¿Qué les ocurre? —Dijo Meliodas mirando con ira a la audiencia—. ¿No van hacer nada, visten como guerreros y no se mueven para salvarla? ¿Son hombres o solo son niños con juguetes afilados? Síganme y pueden así expiar su culpa. ¡Vamos a la torre!

Pero los guerreros se alejan del caballero, los hombres se alejan de él, entre murmullos bajos y lánguidos comentarios. Meliodas no tuvo de otra si no internarse en la torre y atravesar el oscuro umbral de la puerta de aquella torre.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Lun Mayo 01 2017, 00:47

Al entrar a la torre una gran calavera de puntiagudos colmillos estaba esculpida en la roca en lo alto de dos entradas que poseían escaleras que iban a una inmensa oscuridad. La sala en la que estaba, era iluminada vagamente por pequeñas antorchas eslabonadas en lo alto de la estancia. Cargar la caja que llevaba a cuestas le podría traer más pesares.

Así que colocándola en el suelo la descubrió. No podía permitir que una mujer como aquella estuviese en peligro un minuto más. Los harapos cubrían una majestuosa pandora de oro con un bajo relieve en el que se observaba un centauro con un arco. Esta caja estaba articulada por el mango de una cadena. Meliodas tiró de ella y está abriéndose de par en par emitió un brillo incandescente, había una especie de centauro apuntando con un arco, armado por las piezas de una armadura de oro.

Meliodas hizo emanar un aura brillante que salía de su cuerpo, sus ojos brillaron en un reluciente color azul y de inmediato las prendas de la armadura le vistieron el cuerpo. Casco, pectorales, botas y guantes ataviaban al caballero. Y unas alas se extendían en su parte trasera. Lamentablemente estas no le servían para volar. Quizás en futuro trataría de buscar la manera, pero solo servían para planear en el aire. Pronto echó a correr entrando por una de las puertas. No sabía si en realidad aquel camino lo llevaría hasta donde el quería. La escalera giraba y giraba y Meliodas no escuchaba nada solo el sonido de sus propios pasos en los escalones de piedra. Hasta encontrarse con unos barrotes, pero aquello no lo iba a detener.

Y desde su cosmos sacó la fuerza necesaria, para doblarlos. Meliodas cuyos poderosos músculos son la esperanza de la dama. Un momento después de haber ascendido a lo alto por la escalera, sus dientes se aprietan al escuchar un gruñido en sus labios, nacido de su temor y su ira pero por un instante su gruñido es contestado por uno menos humano. Apenas animal.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Lun Mayo 01 2017, 20:06

Y su temor está a punto de vencerle. Meliodas encuentra a la criatura a punto de morderle el cuello a la mujer en la luz de un balcón iluminado por la luna llena. El recuerdo de los ojos de la mujer que le miraron aparta el temor de la mente del santo y carga contra el animal. Para notar que sus puños son como el viento al golpear el cuerpo de la horrible criatura, sin dejar huella o rastro de sangre alguno. Meliodas abre los ojos como platos ¿Qué acaso aquello no era real? Luego, cuando se prepara para dar otro golpe y darle con alguna de sus técnicas la cosa alada se abalanza sobre él.

Se movía a una velocidad cegadora. La criatura toma por el cuello al caballero dorado y Meliodas mira en él, la cara de la muerte. Está cansando, tiene hambre, tiene sed. Por un instante no era sólo la criatura lo que el sagitariano siente sobre él. Era cada enemigo, cada demonio que mató. Buscan venganza, buscan su alma, buscan su vida que es lo único que posee. Así que agarra a la criatura por los brazos y logra abrirlos alejándolos de su cuello para asestar una patada a toda velocidad al mentón del vampiro.

La criatura recula varios pasos y Meliodas cae contra la pared, para luego notar sin saber el porqué, que esta posee una gran brecha la cual no había visto antes. Pero entonces no tiene más tiempo para reflexionar pues el demonio alado cae sobre el de nuevo en un abrir y cerrar de ojos y solo sus brazos detienen las agudas mandíbulas llenas de dientes que babean por su cuello. El monstruo parece enfurecido por la salvaje fuerza del alado guerrero. Así que una y otra vez atacaba con más fiereza al cuerpo de Meliodas, solo su armadura salva su espalda y pecho de ser desgarrados en pedazos ensangrentados.

Y afuera el mundo parece derrumbarse, los edificios comienzan a caerse como si fuesen hechos de débiles papiros. La tierra tiembla mientras las fisuras se abren bajo los pies de aquellos guerreros imberbes que decidieron no ayudar al caballero dorado. Y los hombres que caen elevan al fin sus voces. Y ahora la torre también cae mientras Meliodas respira al liberarse de la presión acerada de su antagonista.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Lun Mayo 01 2017, 21:13

Saca su arco de su cintura, un arco dorado y una flecha de oro de una de sus hombreras. Con un movimiento rápido, trata de disparar la saeta elevando su cosmos. La flecha al salir del cordel brillante de naturaleza y energía cósmica resquebraja la barrera de la velocidad luz, albergando en su punta un brillo blanquecino cual cometa al cortar el firmamento nocturno. La flecha atraviesa el corazón del animal que se derrite al instante, casi como si sus huesos se desvanecieran con el viento. Meliodas observa como aquella entidad se disuelve. Hasta que desaparece.

— ¿Que ocurre aquí mujer? —Preguntó Meliodas buscando a la mujer que había salvado, pero se encontró solo en aquel balcón que se resquebrajaba con la intención de precipitarse de la temblorosa torre—. Primero la tierra tiembla ¿y ahora esto?

Pronto cuando ésta prestó a la lanzarse al aire para planear con sus alas doradas, una mano lánguida le toma por el tobillo

—No temas caballero de Athena —Dice un humano deforme con la mitad del rostro seco y una joroba, poseía ojos rojos y algunos destellos de un cabello canoso. Vestía con un buzo negro y vaqueros verdes—. Soy el desdichado ser que te ha traído hasta aquí. Cómo vez esto claramente indefenso.

Aquel ser poseía cadenas oscuras y grilletes en sus manos y pies.

—Pronto —Volvió a hablar el deforme— llévame a tierra, libérame y te contare todo. Son solo pequeñas cadenas que solo tu arma dorada puede herir. Por favor.

Así que Meliodas tomándole de los brazos sin mediar palabra se lanza al aire. Solo les sigue la apocalíptica destrucción de aquella ciudad, pero descienden vertiginosamente, pues no existía la más mínima corriente de aire. Las piedras caen sobre ellos, de un momento a otro los ojos del caballero alado brillan y su cosmos se eleva, atrae la voluntad del aire a sus alas y aterrizan cruelmente sin comprometer sus vidas. Ahora, no hay tiempo para otras cuestiones, pues ahora están en el exterior donde la muerte y el desastre han llenado de un pánico frenético a los guerreros.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Mar Mayo 02 2017, 01:27

Meliodas carga con el encadenado y corre a toda prisa sobrepasando la carrera de muchos. Mientras la ciudad se derrumba tras ellos los espadachines piensan en lo mismo, con resultados faltos de éxito, pues al atravesar el puente del despeñadero este se derrumba junto con los guerreros que corrían tras de sagitariano. Sus gritos de muerte parecen salir de la niebla, como si esta fuera una bestia viva que los engullía a todos y luego hasta el puente desaparece.

—Por Athena no entiendo nada de lo que ha pasado aquí, por lo menos estamos a salvo, la tierra no se sacude de este lado del abismo.

Los espectadores ven como la torre que era el último edificio orgulloso de la extraña ciudad, cae en pedazos.

—Erasmus me llamo. —Dijo el encorvado amigo de Meliodas—. Siempre fui repulsivo para hombres y mujeres, había sufrido en años pasados en la lejana Arabia, donde aprendí solo y en secreto los caminos de la magia, al fin vine a esta costa y con un simple conjuro que me tomo largas horas de recitar y que había sido el único objeto de mis largos años de estudio, levanté la ciudad del polvo y del aire en el espacio de una noche. Y por un tiempo estuve satisfecho pero lentamente noté que siendo un simple aprendiz no había llegado a entender el hechizo. Así que empecé a comprender que la brillante ciudad que había creado estaba viva y que me había hecho su prisionero. Más que nada la ciudad necesitaba gente, habitantes aquellos de los que yo había huido. Viva y poderosa la ciudad originaba las apariciones cuando notaba la cercanía de un valiente, este era atraído a la torre por los mismos ojos hechiceros que te intrigaron a ti, Santo de Sagitario. Allí el demonio alado luchaba con el guerrero venciéndolo siempre ya si conseguía sus cautivos, su población todas las veces. Luego la ciudad se desvanecía hasta la llegada del siguiente solitario guerrero.


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Meliodas el Mar Mayo 02 2017, 01:30

—Lamento no ser la princesa hermosa que hayas rescatado caballero. —Dijo Erasmus en una expresión atrapada en la alegría y el lamento.
—O sea que… un momento —Dijo Meliodas—. Que la mujer no existía ni el demonio ¡excepto como creaciones mismas de la ciudad! Y cuando me rehusé a rendirme probando ser más fuerte que los hombres de allí, la ciudad se destruyó a sí misma en pelea. Los guerreros no podían dejarla. Ellos se habían rendido y resignado a su suerte. Trataron de huir cuando la ciudad cayó, pero se los llevó con ella.
—Así es, ¿cuál es tu nombre guerrero?
—Me llamo Meliodas, Meliodas el Santo de Sagitario.
—Bien, han pasado más de mil años para que un guerrero como tu apareciera en este lugar. Ahora necesito que desates mis cadenas, pero antes déjame echar un vistazo al mar.

El deforme hechicero, miro al mar dejando caer una lágrima sobre su abolida mejilla.

— ¿Que pasara al yo liberarte de estas cadenas?
—El tiempo reclamara mi cuerpo, la ciudad se mantenía en un bucle en el tiempo. Cuando el último de sus ladrillos se destruya. Yo me uniré a su desgracia, pero si me desatas de estas cadenas mi alma encontrará el descanso eterno y podre partir en paz.

Meliodas tomando pues el arco en sus manos y enzarzando en el la flecha dorada apuntó con prontitud a los grilletes y cadenas que mantenían preso a Erasmus. La flecha hizo que estas se reventaran volando en pequeños y finos fragmentos que se confunden con la arena.

— ¿Deseas algo más? —Dijo Erasmus una vez libre.
—Necesito comer —Dijo Meliodas prestándole más atención a su dolor de abdomen que Erasmus. Pues aquello lo dijo sin querer.

El deforme estalló en una carcajada mientras se desvanecía en el aire y señalaba a un jabalí que se acercaba por la playa.

—Ahora al fin recibiré la muerte deseada como una amiga, gracias Meliodas de Sagitario.

El ser terminó desvaneciéndose como la arena.

—Espera eso no era lo que quería…

Pero las palabras de Meliodas eran ya tardías. Pronto el arquero se desprende de su armadura desaparece de su piel igual que aquella ciudad e igual que Erasmus. La caja de pandora aparece al lado y en ella nuevamente la coraza dorada descansa. El desayuno será carne de Jabalí. El sol comienza a salir. Y la ciudad desaparece en su propia niebla condenada por los rayos del astro rey. Aunque fría era la noche pasada, llena de niebla, Meliodas crea con aquello un escudo en su corazón, se crea por instinto, pues los santos no deberían entregarse a sentimientos banales, un escudo de olvido en el cazador que lanza una flecha de cosmos a su próxima presa para alejar los recuerdos de dos ojos, un rostro, unos labios que nunca le dijeron una palabra amable.


FIN


Hay momentos en los que hay que luchar, sin importar las probabilidades.
Saint de Oro de Sagitario

267

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Rol Master el Mar Mayo 02 2017, 21:55

MELIODAS

Lineas acumuladas: 21
Lineas de esta Historia: 204

Lineas totales:225
Validas para esta historia: 150
Acumuladas para próximas revisiones: 75

Recompensa: -10 XP

2252

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La torre en la niebla - Fics solitario.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.