Últimos temas
CRÉDITOS
Skin Kingdom of Arlandria de thecaptainknowsbest en Savage Themes
Las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos creadores.

Revision de hoja de personaje: Tzentian de Aries Sapuri (completa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Revision de hoja de personaje: Tzentian de Aries Sapuri (completa)

Mensaje por Jawk072 el Sáb Jul 18 2015, 21:46

Nombre:  Tzentian  Merk  ( Zen para los amigos )
Sexo: Masculino
Nacionalidad: Mexicano trotamundos.
Edad: 19 años
Estatura: 1.79 m.
Peso: 87 kg.
Piel: Tez morena clara.
Ojos : Medianos de color café.
Cabello: Castaño obscuro, largo  hasta el cuello, lacio.
Detalles-
Fisicos: Musculatura desarrollada pero no exagerada, cicatrices  de cortes  y puntadas en brazos,  espalda y cuello, la cual le imposibilita comunicarse (no puede hablar sin sentir dolor), aun asi de vez en cuando expresa ciertos sonidos. Algunas veces escribe en un pizarrón/cartel lo que piensa (sin explicación de donde los porta).
Sociales: Ironicamente, no tiene inconvenientes con ayudar a todo el que lo necesite, siempre y cuando realmente sea necesaria su intervención; le desagrada la gente superficial y amargada; a veces tiende a alucinar.  
Extras: Extraña fascinación por el dulce de tamarindo, el café  y el tequila (tanto que puede llegara cambiar sus principios dependiendo la oferta) , a menudo esta escribiendo algo en una libreta o leyendo.
Armadura a portar: Armadura sapurí de Aries.

Espero estar en el limite con la historia, sino tendre que recortarla aun mas.

Historia:



En algun lugar perdido en este enorme planeta, oculto entre las montañas para toda maquina y casi todo ser humano, mientras subia los escalones de aquella enorme construcción de arquitectura de apariencia mezcla entre la cultura india y china, repleta de grandes relieves, arcos y columnas de una belleza increíble e iluminada con colores que, inconcientemente, invitaban a la relajación, ella no podía dejar de sentirse atraída por aquella extraña escultura de color dorado que resplandecía en la gran habitación, justo en el centro donde había permanecido desde su aparicion hace ya bastantes años.
Una muy extraña figura parecida a un carnero se formaba con cada una de las piezas de la  armadura, tan brillante aunque  nunca haya sido limpiada por nadie, mucho menos tocada.
Entrando lo mas callada posible, una joven adelanto su mano hacia donde èsta solo para sentir como era repelida por centecima vez junto a una descarga eléctrica, débil para no lastimarla pero lo suficientemente fuerte como para alterar sus nervios.
—…Kury  –exclama el anciano quien advierte su presencia– ¿Cuántas veces mas?
—Pense que esta vez lo lograría –dice ella mientras se soba la mano para recuperar la movilidad– aun no entiendo muy bien como es posible que no me acepte si soy la mas fuerte, …después del maestro claro.
—Pequeña Kury,–dice el mientras se acerca a la joven– dejame recordarte 2 cosas: Durante la clase soy tu maestro pero el resto del tiempo soy tu padre; además , creo que ya has olvidado lo que las generaciones anteriores decían sobre su futuro portador.
—¿El que, padre?
— Que el nuevo portador, ya sea hombre o mujer, no solo se covertira en el mismo basado en su fuerza física.
— Pero padre, si es una armadura de combate ¿no se supone que la mayor priodidad debería ser que su portador sea precisamente muy fuerte?
— En parte si –recalca el mientras la toma del hombro– pero la clase de fuerza que debe demostrar su futuro portador no es solamente física; recuerda que un verdadero guerrero debe fortalecer tres partes de su ser: su cuerpo, su mente y su espiritu.
Un ruidoso suspiro proveniente de su pecho, la  joven enmarcaba su molestia.
—Y debes recordar que el espíritu no se hace fuerte siendo caprichosa.
Kury  odiaba que su padre le recordara eso, en especial cuando el tenia la razón.
—Pero ¿ en verdad crees que ese supuesto “heredero” vendrá?.
De vez en cuando formulaba aquella pregunta aunque sabia perfectamente cual seria la respuesta, siempre acompañada de una mirada distante.
—No lo se pequeña, …simplemente no lo se.

Al dia siguiente todo marcha rutinariamente hasta que, mientras Kury regresa con un par de botes llenos de agua en un baston largo sobre sus hombros, una gran cantidad de hombres y jóvenes comienzan a correr detrás de una persona extraña, cubierto con un manto que oculta su identidad de inmediato llama la atención de la gente quien cree que se trata de un ladron.
La carrera dura un buen tiempo sin que nadie sea capaz de detenerlo hasta que este decide girar y correr hacia donde Kury se encuentra; ella  por instinto baja su carga e intenta golpear a aquel tipo con el baston pero lejos de lograr su cometido, el simplemente salta por encima sin hacerle el menor caso.
—¡Detente de inmediato!–grita  Kury algo alterada–¡no debes entrar ahí, …no ahora!
Sin prestar mucha atención aquel sujeto simplemente se adentra en el salon solo para ser detenido por el maestro quien lo para en seco con un golpe al torso.
—Au!–exclama aquel tipo, tan bajo que casi pareciera un susurro– eso dolio.
Volteando rápidamente y al darse cuenta de la cantidad de gente que lo rodea, el únicamente extiende sus brazos.
—Esperen un segundo, solo cálmense, …respiren y arreglare…
Pero sin darle un segundo a terminar su oración, rápidamente la chica lo toma por el brazo y lo arroja hacia una de las paredes; ya estando en el suelo, ella sin dar tiempo a su recuperación comienza a golpearlo hasta que se percata que no estaba atacando a un hombre sino a un monton de ropa.
—¡Ya basta!,–dice el sorprendiendo a todos desde otra parte del recinto–¡pueden dejarme respirar un segundo!, ¡yo no he hecho nada como para que me estén siguiendo y atacando de esa manera!
—La forma en la que te presentas –dice el anciano– no es precisamente la de un inocente.
—Ok, Ok, …de acuerdo, acepto que no es lo mejor que pude haber hecho pero debe aceptar que una turba iracunda amedrenta a casi cualquiera.
Extendiendo las manos, el anciano se interpone entre sus alumnos  y el joven para evitar mas conflictos y calmar un poco los animos.
—Muy bien, antes que nada serias tan amable de decirnos ¿quien eres y cual es la razón de tu visita?
—Que hay que preguntar, ¡es un ladron! –sentencia ella con una mirada arrogante.
—¡Kury!– dice el viejo con firmeza– permite que el mismo conteste, ¿quieres?
Manteniendo la mirada fija era muy claro que, aun con la edad de aquel hombre que bien podría ser el maestro o líder de aquel lugar, si de combate se tratase no seria un oponente muy fácil de confrontar; con ello en mente no quedo mas que obedecer a aquel interrogatorio.
—Bueno…–dice mientras se quita el manto que le cubria su rostro–, ustedes pueden llamarme Tzentian  y francamente tengo unas  preguntas  muy importantes que hacerle: ¿Qué es este lugar? y ¿exactamente en que  parte del mundo me encuentro esta vez?

Un  par de horas mas, muchas disculpas, reparaciones y una taza de te después, finalmente Tzentian puede tomar asiento en aquel templo junto al anciano para asi poder comenzar a narrar su historia, …labor sencilla por la confianza que genera aquel hombre de edad pero incomoda al sentir sobre sus hombros la mirada fija de una joven testaruda.  
Tan pronto Kury se retira, el finalmente respira relajandose.
—Debes disculparla, –menciona el anciano mientras ofrece un poco de te– pero ella desconfia de los extraños en general.
—Tiene razón en ello, es una forma de protección muy básica — Decia mientras observaba el lugar, increíblemente espacioso y ataviado de velas por donde la vista alcanza— aunado a que el entrar corriendo pudo haberla alterado un poco; quiza debi preguntar direcciones en vez de salir corriendo por todos lados.
—Bien pensado, pero vayamos poco a poco, primero dime tu nombre por favor.
—Tzentian Merk, señor.
—Extraño nombre, tus padres debieron romperse la cabeza al pensarlo.
En ese instante Tzentian ( Tzen `pa los cuates) bajo la mirada y encogió sus hombros al mismo tiempo, la expresión era obvia.
—¿He dicho algo malo?—Pregunta el anciano al notarlo.
«Suspirando»—Si, bueno,…quiza  fue asi pero es algo que no se.
Al notar su expresión distante el anciano pensó que había tocado algo sensible.
—¿Perdiste a tus padres?
—…O ellos me perdieron a mi, no lo se; he viajado solo desde que tengo uso de memoria.
—¿Viajado?, ¿de donde es que provienes?
Levantando su equipaje, cosido a su morral esta una bandera muy colorida: Verde, blanco y rojo adornada con la imagen de un águila al centro de la misma, devorando una serpiente.
—La adherí a mi equipaje antes de emprender el largo viaje en el que me encuentro, pertenece a una nación de nombre Mexico; pero —menciona mientras levanta una ceja— ¿Por qué razón le estoy contando esto?
El anciano lo estudio por unos momentos antes de continuar.
—Yo puedo preguntarte muchas cosas joven,— dijo finalmente— pero es decisión tuya el hablarme con la verdad o no.
Bebiendo un poco de te, piensa unos momentos en esta respuesta mientras siente el peso de una mirada detrás suyo, no necesita voltear para saber de quien se trata.
—Perdona su actitud— Dice el anciano mientras frota su barbilla —pero aun no sabe como «reconocer» a las personas.
—¿Reconocer?—Menciona Tzentian mientras se percata de que finalmente es el quien pregunta.
—Determinar con la mirada si una persona es buena o mala.
—Y, ¿Qué le hace pensar que yo soy bueno?, ¿…o malo?
Pensando por unos instantes, finalmente el anciano contesta.
—Hazme un favor: cierra tus ojos y menciona todo lo que recuerdes haber visto en este lugar desde que llegaste.
Sin siquiera rechistar comenzó a mencionar todo lo que le llegaba a la mente: desde rebaños de vacas y ovejas hasta sembradíos, campesinos y artesanas, pozos, columnas, guerreros, muchas velas, una chica agresiva, etc…
—…Pero aun no entiendo ¿cual es el fin de esta lista?
—Que jamás lo mencionaste.
—¿El que?
—He preguntado exactamente lo mismo a cada uno de los hombres y mujeres extranjeros que han llegado hasta este lugar,–sin retirar su mirada, el anciano le señalo la armadura dorada– y hasta ahora eres el único que no lo ha mencionado siendo que por lógica, al entrar es lo primero que uno puede ver; …por lo tanto posiblemente no le diste importancia.
Poniendo sus ojos en blanco, Tzentian titubeo al contestar.
—¿Y eso que tiene que ver con mi bondad o maldad?
—Todos los que han llegado portan en sus corazones maldad, codicia, soberbia, etc., a menudo relacionado con aquella armadura  y de alguna forma terminan pagando por eso mismo,… pero tu, ni siquiera muestras un asomo de interés.
—Sigo sin entenderlo del todo Sr.– menciona finalmente mientras toma un poco de te.
—Debes comprender que estas aquí por una razón.
—Y ya se la dije, simplemente me perdi en el camino y llegue hasta aquí,… solo fue un error de ruta, supongo, quiza debi dar vuelta a la izquierda en Albuquerque.
—Te equivocas, –expresa el anciano mientras aun determina si la respuesta anterior es un comentario o una broma– nadie llega a este sitio por error; si estas aqui es por que tu destino decidió que estuvieras en este lugar,  justo en este momento.
—No se moleste pero yo no creo en el destino, me niego a pensar que existen fuerzas sobrenaturales o entidades divinas que controlan mi futuro como si se tratara de una partida de ajedrez.
—…Y, aun con todo ello,–dice el viejo con un pequeño suspiro– …estas aquí.
Terminando su bebida e  intentando relajarse aun mas,  Tzen toma sus cosas y se recuesta boca arriba en el suelo, un pensamiento paso por su cabeza y se cuestiono si no seria una falta de respeto el haber hecho esto hasta que diviso al anciano hacer lo mismo; …viéndolo detenidamente, su rostro podría definirlo en los 80`s o tal vez mas pero su musculatura no cuadraba con ello.
—…Aunque, –titubeando– quiza si hay una razón para que yo este aquí.
—Y , ¿cual es si se puede saber?– menciona casi en susurros el anciano quien extrañamente se da cuenta de lo agradable que es descansar en ese sitio.
—…Escapar.


Durante las siguientes semanas, Tzen se mantuvo ocupado ayudando a todo aquel que lo necesitase sin quejarse por nada, inmediatamente los  pobladores comenzaron a dudar de el pero al notar la confianza total que el anciano le mostraba, no tomo mucho tiempo antes de que todos los demas sintieran lo mismo por el joven.
…O al menos casi todos.
Al cabo de unos días mas, finalmente los estudiantes del maestro le animaron para que formara parte de su entrenamiento, mas sin importar cuantas veces lo hicieran el resultado seguía siendo el mismo: Tzentian se negaba a combatir;  finalmente había decidido que solamente les apoyaría o los aconsejaria durante sus practicas.
El entrenamiento durante los días siguientes fue un poco extraño, las cosas no habían cambiado prácticamente en nada, …de todos los alumnos Kury seguía siendo la mas fuerte y no dejaba pasar un instante para demostrarlo, pese a ello los alumnos lograron sentir un ambiente diferente , como si de la nada todo se volviera mas… , sereno y agradable.
En algún momento el mismo maestro le invito a practicar un poco con ellos, pero Tzen rechazo la invitación, solicitando que únicamente le permitieran meditar.
Aunque, …si algo era diferente en verdad era la actitud de Kury con respecto al nuevo integrante, aunque este no hubiera hecho nada para ofenderla o algo parecido,  insistia en reprocharlo o molestarlo retándolo a un combate 1 contra 1, asunto que siempre terminaba con evasivas.
Cada 30 dias se realizaba una especie de torneo entre ellos para comprobar los avances en su entrenamiento, y aunque la mayoría ya no demostraba tanto entusiasmo como al principio (Kury siempre ganaba), decidieron continuar con el evento. Este se realizo con grandes sorpresas en las habilidades de los alumnos pero todo parecía indicar que la final terminaría de la misma forma.
—¡Vamos! –dice mientras se cruza de brazos– pensé que esta vez habían mejorado y ofrecerian una buena batalla, ...supongo que me equivoque.
El maestro únicamente suspiro un poco.
—Debe aceptarlo maestro, no puede culparme por ser honesta con ellos.
—¿Sabes una cosa?–Tzentian  interrumpe mientras ayuda a el ultimo derrotado a reincorporarse – quiza seria mas productivo que los ayudaras a mejorar en lugar de ser tan obsesiva demostrando a todos tus habilidades.
—Recuerda  que eres el menos indicado para decir eso, ayudante. – hacia semanas que acostumbraba llamarlo de ese modo desde que descubrió que lo molestaba bastante con ello, sin intención despectiva aunque su voz aparentara lo contrario – asi que mejor no hables.
– ¡Kury¡ –dice el anciano con un tono un tanto molesto– termina con ese comportamiento ahora.
—¡No maestro!, no es posible que le tienda esa clase de compasión, los demas si bien no son muy buenos en la pelea por lo menos lo intentan, solo por eso tienen el derecho de criticar un poco pero el, …!desde que llego no ha hecho absolutamente nada por mostrar un poco de interés!
—No te lo repetiré otra vez, termina ahora. –Exclama nuevamente, esta vez un tanto enojado.
—No lo hare, esta vez tengo razón maestro; todos los presentes dan todo de si para mantener la tradición guerrera de este lugar pero, ese “supuesto hombre” no ha hecho mas que rehuir de todo enfrentamiento, faltando al respeto a nuestras costumbres.
—Ese joven tiene una razón para ello.
—Asi es maestro, –recrimina mientras dirige su mirada hacia donde Tzen –… se llama cobardia.
El lugar permaneció en silencio mientras aun seguía curando a los lastimados en el combate.
—Puedes seguir hablando todo lo que quieras Kury, –dice finalmente– pero ya te he dicho que no caere frente a tus provocaciones,…no voy a pelear contigo.
—¿Por que?, ¿acaso tienes miedo de luchar contra una mujer?
—Precisamente,– dice mientras se levanta para retirarse– no quiero lastimarte.
Sin darse cuenta, para cuando el da un paso ella ya se encuentra frente a el con una pose retadora y una mirada penetrante.
—¿Qué te hace pensar que eres capaz de lastimarme?, …disculpa, creo que he dicho una mentira: … tu no piensas.
—Oye, –respirando profundamente– comienzas a molestarme.
—Si es asi, en verdad que eres lento.
Para ese entonces el ambiente ya se podía sentir bastante pesado, rápidamente el maestro se había levantado e interpuesto entre los dos para terminar la discusión.
—¡Se acabo!—exclamo el anciano muy firmemente mientras tomaba a ambos de brazo –no voy a tolerar ese comportamiento por mas tiempo, retírense a sus habitaciones hasta nuevo aviso.
Aun con ello ambos se negaban a moverse ni siquiera un paso.
—¿Cual es tu obsesion de pelear contra mi?, ¿Qué es lo que te he hecho?
—Nada– contesta ella mas secamente– simplemente es tu cara la que me grita que la golpee.
…Hasta que finalmente sucedió lo que tenia que pasar.
—Entonces, – dice Tzen titubeando– si pelemos una vez ¿seras feliz y me dejaras en paz?
—No lo sabre hasta que no golpee ese rostro tuyo,  …podría relajarme finalmente o volverme adicta a ello, depende de que tan satisfactorio sea.
Todo parecía indicar que el combate se haría realidad hasta que un grito mas escandaloso rompió el momento; proveniente del exterior, un hombre se hacia paso a base de empujones hasta estar a la vista de todos.
Mucha gente que presenciaba el evento parecía molesta por la acción de aquel sujeto, pero el ver aquella altura y musculatura fue suficiente para intimidar a la mayoría.
—Vaya vaya, veo que finalmente aparece después de tanto tiempo.—Expresa aquel visitante muy tranquilamente pero con un tono arrogante.
—Se puede saber ¿quien es usted?—pregunta el anciano mientras intenta aun separar a sus alumnos.
—Mi nombre no les importa, solo deben saber que aquella  armadura  me pertenece y he venido por ella.
—¿Como puede estar tan seguro de que es suya?—Pregunta nuevamente mientras intenta analizar al mismo hombre, cosa por demas sencilla dada la arrogancia con la que se expresaba.
—Debo suponer– dice aquel sujeto mientras observa a todos los presentes– que ninguno realmente sabe que es lo que tienen ahí mismo, asi que se los dire como muestra de gratitud por cuidar de ella: Aquella estatua con  forma de Carnero es una de las famosas armaduras del zodiaco, mejor conocida por representar a la constelación “Aries”,… como obviamente pueden ver esta hecha de oro pero el material es lo que menos importa, si deben saber es que esta armadura que ”adorna” su templo o lo que sea esto, forma parte de las mas poderosas armaduras conocidas por los caballeros, un grupo elite formado únicamente por 12 integrantes, cada uno de ellos con una fuerza abrumadora  capaz de romper montañas, …o partir el cielo; ¡PERO VAMOS! – grita finalmente – quiten esa expresión de duda y celebren todos juntos, pues tienen el honor de tener frente a ustedes al siguiente portador.
Todos eran testigos cuando una mano lo tomo del hombro para detenerlo.
—Anciano,… quíteme la mano de encima ahora.
—Debo preguntar nuevamente, ¿Qué le hace estar tan seguro de que le pertenece?
—He estado buscándola durante mucho tiempo, he entrenado enfrentándome a muchos desafíos con la única meta de encontrarla algun dia,  y ahora que esta frente a mi nadie va a evitar que sea mia.
—Lo lamento, pero no puedo permitir que usted la tome.
—¿Acaso pretende desafiarme, anciano?, ¿esta seguro de que aun puede pelear sin que se rompa su espalda?
Aquel tipo pretendía mover su hombro pero sintió de inmediato que la mano del anciano no se lo permitia.
—Veo que no es tan débil como pensé; no se lo repetiré de nuevo, quite su mano de encima o tendre que lastimarlo.
Como maestro, la fuerza y habilidades del anciano eran bastante impresionantes, por lo que cuando aquel sujeto golpeo y arrojo como si nada ningún alumno tardo en alarmarse.
—Se lo adverti, anciano, —voleando a ver a los presentes—…presten atención a esto, pues sufrirán lo mismo si intentan detenerme, ¿entienden?
Como si no hubieran escuchado nada, todos los alumnos se arrojaron sobre de el intentando defender el honor de su mentor, acción por demas inútil frente a esta clase de oponente quien se los quitaba de encima con la misma facilidad con la que se respira.
Al ver semejante evento, Kury no pudo soportarlo mas y se arrojo al ataque con toda su fuerza para intentar detenerlo,… todo parecía que seria una victoria fácil para ella hasta que su cuello quedo atrapado entre las enormes manos del tipo; comenzando a desesperarse, Kury pateaba y golpeaba donde pudiese aunque a el no parecía importarle.
—Eres muy divertida preciosa, pero debes entender tu lugar: un hombre esta hecho para el combate y una chica solo sirve para cocinar, limpiar la casa y cuidar de los niños.
Esa era la clase de comentarios que mas odiaba ella asi que esta vez comenzó a atacar la mandibula del tipo hasta que logro tirar un par de dientes.
—Estupida hembra,  pagaras por esto —Decia mientras escupía algo de sangre, comenzando a apretar aun mas el cuello; esta ocasión no podía soportarlo, lentamente Kury dejaba de atacar mientras comenzaba a quedarse sin oxigeno, la desesperación la invadía mientras veía la sonrisa de su agresor quien se mofaba de su acto, finalmente después de tantos años su orgullo había sido quebrado.
—¡Basta Harding! —Finalmente decía Tzentian quien tomaba su brazo con una mano.
—Mira a quien tenemos aquí—menciona sin quitar la vista de Kury—, no esperaba encontrarte tan pronto amigo.
—¡Basta ya! —Levantaba la voz mientras comenzaba a apretar el brazo de Harding  para que la soltara.
—Vamos Tzentian, esto solo es defensa propia,…ella me ataco primero.
—Dije ¡YA BASTA!
Kury  finalmente podía respirar mientras tocaba el suelo, pretendía discutir al saber que se conocían pero mientras permanecia arrodillada frente a ambos, con mucha dificultad levanto la vista solo para notar como los dedos de Tzentian incrustados en el brazo de ese sujeto comenzaban a dejar fluir sangre.
—Ya la solte ¿de acuerdo?, ahora es tu turno de hacer lo mismo; si te portas bien y no haces ninguna tontería quiza puedas servirme nuevamente como AYUDANTE— Su rostro mostraba un semblante aterrador—, como la que hiciste la otra vez que me encerraron en la carcel por tu culpa,…pero no soy rencoroso; ahora toma todo lo valioso de este lugar mientras yo voy por mi recompensa, ¿entiendes?
—…No.
—¿Qué? , ¿acaso el correr de un lado a otro durante tanto tiempo te volvió estúpido?
—He dicho que no.—Esta vez con una mirada mas retadora.
Tan pronto expreso eso ultimo Harding mostro su verdadero ser, todo su rostro expresaba únicamente un sentimiento: furia.
—Recuerda que esto no es una petición, sino una orden.
—No me interesa, dije que no y es mi ultima…
Un codazo a la cara había interrumpido su comentario, Kury aun desde el suelo lo presencio quedando muy  impactada; al pelear con ese sujeto pudo comprobar su fuerza y ese golpe debía (por lo menos) tirar a Tzen al suelo, sin embargo no paso asi ya que no solamente no lo derribo sino que lo soporto, con dificultad, pero aun asi.
La pelea no se dejo esperar mas mostrando golpes muy salvajes, impactos y movimientos que causan dolor con el simple hecho de presenciarlos; parecía mas una pelea de bestias que de humanos.
—…H, …hija— decia el anciano aun recuperándose — preparate, pues debemos ayudarlo contra ese sujeto.
—Pero, …padre, solo miralos; durante mucho tiempo me regocijaba con mi fuerza pero ahora —no era conciente de ello, pero Kury comenzaba a temblar  por el miedo—,…si nos acercamos a ellos nos mataran a golpes.
—Puede ser, pero aun sigue siendo nuestra responsabilidad proteger esa armadura.
—Pero…
—Hija, este joven no tiene ninguna obligación de ayudarnos y sin embargo nos esta protegiendo arriesgando su vida; como guardianes legitimos no podemos permitirlo; ahora acompañame.
Tzentian era arrojado por los aires dando la señal para entrar en acción; los ataques en equipo eran bastante efectivos contra un enemigo de mas de 2 metros de altura, sin embargo las esperanzas eran muy pocas mientras el espíritu combativo de Kury descendia por el miedo; soportando un poco mas de tiempo, la unión del tercero permitió mejorar su estrategia hasta casi poder doblegar a tan salvaje rival.
—Ustedes tres, ¡¡¡SE IRAN JUNTOS AL INFIERNO!!!
En un movimiento rápido golpeo con los puños tanto al anciano como a Tzen para arrojarlos lejos dejando sola a Kury,…el miedo daba paso al pánico cuando la derribo pateando su rodilla; mirandola incapaz de moverse por voluntad, saco de entre sus ropajes un enorme machete; acercandose lentamente y pateándola cada vez mas duro logro llevarla hasta una pared para acabar con ella.
Para ella todo sucedia en cámara lenta, incapaz de escapar solo podía ver como el machete se levantaba para dar un ultimo movimiento cuando una sombra la cubrió; sin siquiera poder respirar pudo ver a Tzentian interponerse en medio, pateándolo rápidamente pero muy tarde como para evitar el ataque; …todo se obscurecía, ella se desmayaba mientras podía sentir su rostro salpicado con la sangre de Tzentian;
…proveniente de su yugular.


Despues de varias horas finalmente Kury despertó, …levantándose débilmente observo a aquel enemigo derribado e inmóvil por completo, aun asi se podía observar que respiraba, …seguía vivo pero derrotado.
Todos las personas del lugar habían comenzado a reparar todos los daños y a salvar a los heridos mientras que un puñado de ellos atendían muchas crisis nerviosas.
Aun en shock pudo observar a su padre sentado frente de un hombre joven tirado muy cerca de la armadura, a pesar de ser un par de metros le pareció una eternidad llegar junto a ellos; muy lentamente se sento al lado, juntando sus piernas y ocultando su rostro con sus rodillas.
—Ese tipo lo explotaba y lo uso como un animal mientras lo llamaba ayudante, …y si, esta vivo si es lo que te preguntas— contesta el anciano mientras toma un poco de te para relajarse—aun no entiendo el como es posible esto, pero no dejo de agradecerlo.
Kury había levantado un poco la vista mirando fijamente el cuello de Tzentian, el corte era real pero un muy inusual resplandor dorado emanaba del interior mientras parecía restaurarlo.
—Tuve que aplicarle algunos puntos para evitar que se abriera, pero eso es lo que menos raro me ha parecido de todo esto— seguía comentando el anciano sin voltear la mirada—; después de lo que realizo y de que te desmayaras hice lo posible por atacarlo con todas mis fuerzas pero no fue mas que un juego para el, …intento hacer lo mismo conmigo pero antes de que pudiera acabarme se detuvo por completo,…un sonido muy extraño comenzó a emanar de la armadura cuando una de sus piezas se desprendió, el guantelete derecho se unió a la mano de Tzentian mientras el se levantaba con un aura increíble. Rapidamente ese Harding fue al ataque cuando algo mas lo paro en seco, …no puedo explicar el resto pero solo pude ver como Tzentian levantaba su brazo haciendo una extraña mímica, …muy despacio, comenzó a cerrar su mano mientras yo veía como su rival se retorcía, llevándose sus manos a su pecho mientras gritaba de dolor y angustia hasta que, cuando su puño se cerro aquel hombre simplemente cayo al suelo y dejo de moverse.
Las lagrimas de la joven comenzaron a rodar por sus mejillas, mas por ver a ese joven tirado y apenas respirando que por preguntarse ¿que es lo que había ocurrido?

3 semanas después, finalmente las cosas habían regresado a la normalidad relativa: las clases volvían a tomar su curso, los campesinos y demas a trabajar y el joven Tzentian podía volver a ayudar un poco mientras se acostumbraba a su nuevo estado: aquel enfrentamiento puso a prueba todas sus habilidades y gracias a ello pudo descubrir que podía ser digno de portar la extraña armadura dorada del carnero, pero teniendo que pagar un alto precio por ello, …al perder por completo la voz.

(1 mes mas tarde, en la salida del templo)
—Finalmente llego la hora de partir, joven Tzentian— Exclamaba el anciano mientras comenzaba a retirarse a sus aposentos— puesto que ya no hay nada mas en lo que podamos ayudarte; los antiguos guardianes declararon que cuando finalmente apareciera un nuevo portador fuera enviado de inmediato hacia el lugar que lleva por nombre Grecia para continuar con su destino.
Tzentian puso los ojos en blanco mientras levantaba una ceja.
—Si, se que no crees por completo en el destino pero, bueno— levantando los hombros—las cosas pasaron asi; ahora los dejo solos jóvenes.
Despues de un tiempo, Kury se disculpo con el por todo lo que había hecho por fastidiarlo, comprendiendo que ella no tenia derecho a juzgarlo, pasando eso comenzaron a hacerse buenos amigos hasta llegar a un lazo un poco mas fuerte.
—¿sabes?—Dice ella mientras le entrega su equipaje abastecido con comida para el viaje— es muy molesto saber que el único ayu…, “compañero” real que he tenido en mi vida tenga que irse con la armadura que tanto protegimos por generaciones, …¿Qué se supone que haremos ahora?
Bajando la mirada, Tzentian mueve con su mano un par de rizos negros que cubrían los ojos de la joven, no quería dejar de ver sus ojos pero era algo imposible, el deber era primero.
—Coloque alimento que te durara por un tiempo prolongado sin descomponerse y bastante agua, …solo, …me hubiera gustado que permanecieras un poco mas.
Rebuscando entre las cosas, una pequeña caja llama su atención, de madera con un olor muy particular.
—«Sonrojada»No soy muy buena cocinando pero se elaborar algunos postres y dulces que quiza podrían…
Sin dejarla terminar, la tomo entre sus brazos cálidamente.
—Pero, …solo es dulce de tamarindo; …de haber sabido antes podría haberte hecho mi esclavo, supongo.
Forzandose  mucho a despedirse, Tzentian levanta la caja que lleva el resto de su armadura sobre sus hombros (el guantelete derecho no pudo quitárselo por mas que lo intento) y las cosas cargando en cada mano; Kury aun triste no podía dejar de ver aquella cicatriz de su cuello por lo que…
—Espera un segundo— se para frente a el mientras toma una prenda de su pantorrilla, completamente negra y con 3 cruces de metal de plata bordadas muy fuertemente, con delicadeza, mientras lo abraza lo coloca en su cuello— Las reglas dictan que una vez que el heredero aparezca deberá irse de aquí, pero por favor prométeme algo: prométeme que algun dia volveras a visitarnos,…cuando seas un gran caballero.
Cerrando los ojos, mientras Tzentian toca ese regalo tan particular gira rápidamente para agradecerle por todo pero se topa con algo extraño:
…justo al voltear se da cuenta de que en los alrededores no hay absolutamente nada.
Gira hacia todas direcciones posibles buscando aquel templo y a su compañera pero no aparecen por ninguna parte, …como si se los hubiera tragado la tierra.
Suspirando por ultima vez, hace una ultima reverencia antes de partir hacia su próximo destino.


—Kury — dice el anciano antes de ir a descansar— ¿por que no le dijiste que jamás podría volver tan pronto dejara el recinto?

Ella no dijo nada mas, muy en el fondo esperaba poder verlo nuevamente, despues de todo no era tan mal sujeto.

Sin embargo, antes de entrar por completo, Kury miro por ultima vez aquel guante dorado pero esta vez con un poco de contrariedad: puede ser por la distancia pero pareciera como si el mismo comenzara a tornarse obscuro;  

¿Que significa eso?...


CARACTERISTICAS:

Fisicas-
Fuerza: ***
Agilidad: **
Resistencia: **

Sociales-
Carisma: ***
Manipulacion: ***
Apariencia: ****

Mentales-
Percepcion: **
Inteligencia: ***
Astucia: ***

Nivel: 1
PV: 45

TECNICAS DE TZENTIAN DE ARIES SAPURI:
TECNICAS DE TZENTIAN DE ARIES SAPURI

Ataques básicos:

Embestida de carnero (físico cuerpo a cuerpo):
Al mas puro estilo de un jugador de línea defensiva de football americano, usando toda su  fuerza corre hacia su enemigo con los brazos cruzados y los codos de frente, los cuales al estar cargados de cosmos, si logran dar en el blanco posiblemente terminen rompiendo algo, o en el mejor de los casos arrojen al enemigo a una distancia bastante considerable. A veces los enemigos o espectadores que no estén familiarizados con el uso del cosmos no son capaces de ver bien el movimiento dejando en sus mentes la apariencia de un rayo.  
Patada meteorica:
Saltando o “escalando” en el aire,  al llegar hasta cierta altura concentrara su cosmos en una patada que, junto con la fuerza de gravedad genera tanta friccion que pareciera estar envuelta en llamas; para el adversario parecerá un meteorito el cual al impactar creara un cráter bastante considerable dependiendo la fuerza aplicada; si este ataque puede destrozar el metal, ¿que podría hacerle a los huesos? .

Ataques arriesgados.

Estruendo bestial (físico cuerpo a cuerpo):
A un cuerpo de distancia,  tomando a su adversario de la armadura, capa, ropa, brazo o pierna (depende la circunstancia), implantando cosmos a sus musculos del torso y brazos, azotara a su contrincante levantándolo y estrellándolo repetidamente contra el suelo como si de un muñeco de trapo se tratase; al usar cosmos, este movimiento crea una enorme ventizca en torno a el con la cual al aprovecharla,  le permite girar a su adversario como una hélice y rematarlo arrojándolo al suelo, … el efecto que tomara la victima será algo parecido a una piedra rebotando en un lago.

Danza nocturna:
El cosmos a veces actua de forma extraña, en esta ocasion  generara una neblina obscura muy densa la cual imposibilita por completo la vista, en estos casos la voluntad del carnero es errática y enloquecerá atacando todo lo que sienta que se mueve, desde un insecto, las hojas de un árbol o el latir de un corazón,  cualquier cosa que genere movimiento por insignificante que este sea sentirá un dolor horrible cada vez que sea alcanzada por las puntas de los cuernos y los puños del caballero. Si un humano llegase a recibirlo podría tener desde moretones hasta horribles llagas en la piel y huesoso rotos.

Ataques multiples.

Soulsand Revolution / Revolucion de la arena de almas.
Los recuerdos dolorosos le permiten transtornar esta habilidad levantando una nube enorme de arena o tierra y arrojándola con la palma de la mano, la visión general es una mezcla de puntos dorados y negros el cual, al impactar con el enemigo sentira un intenso dolor  en cada poro de su piel y, a veces, trastocando su espíritu;  en aun mas raras ocaciones la friccion ocacionada puede llegar a incendiar al adversario.
Explosion cósmica:
Mas que un juego de luces y galimatías, este ataque genera una enorme cantidad de explosiones de un extraordinario impacto al concentrarse el cosmos del ejecutante fuera de el y acumularse en el aire cercano al rival, la cantidad abrumadora de impactos generara la ilusión de estar siendo arrojado hacia el espacio; un ataque poco ordinario considerando que el ejecutante aparentemente jamás se mueve mientras permanece con los brazos cruzados.

Defensas.

Crystal Wall/ Pared de cristal:
Extendiendo las palmas de las manos hacia el frente, con la ayuda de su cosmos y de su fuerza mental genera una pared invisible la cual, sin importar la magnitud del ataque, cantidad de enemigos o  intensidad del cosmos, el enemigo no será capaz de atravesar; por desgracia, al no ser bien aprendida la duración de esta es limitada.

Shadow`s Room / Habitacion de sombras:
Generando con sus manos  cientos de paneles de cosmos, es capaz de formar una especie de barricada/domo la cual puede soportar muchos impactos,  esta solo es visible con los rayos del sol o de la luna la cual se presenta como un enorme prisma;  … cada vez que uno de estos paneles es quebrado este desprende un humo o neblina obscura, he de ahí su nombre.

HABILIDADES DE ARMADURA

Crystal Net/ Red de cristal (Castigo cósmico [Activada])
Canalizando su espíritu, cosmos y energía mental, Tzentian es capaz de “atrapar a distancia” a su contrincante; mientras su puño se va cerrando el enemigo sentirá un aterrador e inhumano dolor proveniente de su interior y atacando cada uno de sus sentidos, tanto como si se le estuviera arrebatando el alma.

HABILIDAD DE NIVEL

Stardust/ Polvo estelar. (Intoxicar:Reduce 1 punto de vida al oponente por los siguientes 4 turnos)

Este material es conocido por los caballeros dado que se necesita para reparar las armaduras, extrañamente la cloth de aries sapuri sabe donde encontarlay como tomarla sin sufrir daño: Util para las armadura pero mala en los humanos, al entrar en contacto con la piel puede empezar a dañarlo, desde una simple irritacion hasta una intoxicacion severa, o inclusive hasta causar putrefaccion parcial.

Tomando un poco entre sus dedos, tomara la suficiente velocidad para que al golpear al enemigo, la misma stardust comience a circular por su torrente sanguineo; ...envenenando parcialmente al enemigo.
Miembro

23

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Revision de hoja de personaje: Tzentian de Aries Sapuri (completa)

Mensaje por X el Dom Jul 19 2015, 23:55

ficha aprobada! dame un rato para abrirte tu entreno, lo haremos sin mucho rol solo para confirmar el sistema puedes buscarl en la arena de combate saludos!



       
             


   


   
Saint de Oro de Géminis

1202

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.